21 de julio de 2010

Decepcionante vida privada


Decepcionante. Así podría calificar la primera película con la que inauguro este espacio de crítica de cine,
LA VIDA PRIVADA DE PIPPA LEE.


Decepcionante, porque, con un reparto que prometía mucho más (Keanu Reeves, Julianne Moore, Monica Belluci y Winona Ryder -a quien, por desgracia, es difícil ver hoy día en la gran pantalla- interpretando papeles secundarios en una cinta de modesto presupuesto), y con una historia que la propia Rebecca Miller (autora de la novela del mismo nombre, más conocida por ser la hija del escritor Arthur Miller y la mujer del actor Daniel Day-Lewis) había decidido adaptar para el cine, el resultado final es una película insulsa.

La inexpresividad de Reeves desespera; la sobreactuación de Ryder roza lo ridículo; y la superficial voluptuosidad de Belluci no es suficiente para dar sentido a su personaje. La única que se salva es Julianne Moore, que derrocha talento, sí, pero sin poder escapar al corsé de un papel muy estereotipado.

Decepcionante, porque la vida de Pippa Lee (perfecta ama de casa y esposa fiel a quien interpretan las actrices Robin Wright -correcta- y Blake Lively) deja de interesarnos progresivamente conforme avanza el filme, debido, entre otras razones, a la previsibilidad de los acontecimientos.

La película no convence, e incluso llega a aburrir su insistencia en ese pasado que persigue a la protagonista. Con un argumento sencillo que no consigue emocionar, las historias cruzadas no resultan creíbles, y el uso continuado del recurso del flashback y la voz en off nos recuerdan demasiado al estilo narrativo de Mujeres Desesperadas.

En suma, LA VIDA PRIVADA DE PIPPA LEE nos deja la sensación de que podría haber sido mucho mejor, confirmándose como un intento fallido de crear una historia de autodescubrimiento y liberación feminista.



2 comentarios:

Tallahassse dijo...

Yo la he visto, y en buena hora. EL guión no es malo, pero es que la mayoría de las actuaciones cojean un montón, sobre todo la de Reeves. Mejor gastarse el dinero de la entrada en otra cosa :s

El Maquinista dijo...

Gracias por tu comentario, Tallahassse. Confío en que en próximas ocasiones podamos llegar a coincidir de nuevo en nuestras opiniones... Eso sí, mejor si esto ocurre después de haber disfrutado con una buena película, ¿no? :)
¡Saludos curvos!