17 de enero de 2011

En el capítulo anterior...

...Y al fin, tomamos La Tabacalera

Una jornada ininterrumpida de radio en vivo y en directo en la que tuvo cabida mucho: recitales de poesía y radioteatro, cantautores y bandas de rock, entrevistas y mesas redondas, batucadas y música clásica...


El pasado sábado 8 de enero el Centro Social Autogestionado La Tabacalera, de Lavapiés, se transformaba en un inmenso estudio de radio. Los micrófonos de Radio Valle
kas tomaban este insólito escenario y durante 12 horas protagonizamos una retransmisión muy especial en la que los distintos programas de esta emisora ofrecimos actividades y espectáculos para todos los públicos.
Programación de lo más variada con la que también quisimos dar a conocer los proyectos que se desarrollan en este espacio de creación y recreación; proyectos como Tabacanal, el canal de televisión alternativo de La Tabacalera.

Durante nuestra intervención (que tuvo lugar de 14:30 a 15:00 horas) charlamos con Klaus Knapp, uno de sus colaboradores más activos; una persona que atesora historias y anécdotas que nos llevarían no un programa, sino muchos más, y que defendió la libertad de expresión reivindicando la participación en el espacio público.

En esta emisión diferente del programa más curvo (más corta de lo habitual), tuvimos también el placer de entrevistar a Miguel Rubio, amigo del programa y reincidente ya en estos encuentros en las ondas.
El escritor, de amplia experiencia en el trabajo con las personas sin hogar, quiso compartir con todos su nueva novela, "Todos los años perdidos", publicada por Ediciones Carena; una original historia de fantasmas (de esos que habitan en la memoria) con la que el madrileño vuelve a sorprendernos y a emocionarnos.



Con ellos compartimos nuestro tiempo en un día de radio; de radio y de fiesta, en definitiva; la que vivimos junto a todos los que quisieron acercarse a La Tabacalera a conocer mejor y más de cerca esta emisora y a los que formamos parte de ella.
Fotos: Julie Delabarre

2 comentarios:

Susana dijo...

¡Qué pena no haber podido estar ahí con vosotros! ¡Se nota que lo pasasteis fenomenal!

¡Un beso a los dos!

El Maquinista dijo...

¡Hola, Susana!

La verdad es que fue una ocasión muy especial, tanto para nosotros, como para la gente que se acercó... ¡Una forma diferente de hacer el programa! :) Pero no te preocupes, que habrá más...
¡Habrá que permanecer atentos!

¡Gracias por tu apoyo! ¡Un saludo muy curvo!